Seleccionar página

Popularmente se le conoce como el “botón” (del amor, del placer, rosa…). No me importan los adjetivos, sino el hecho de que se tenga la idea de que tiene forma de botón. Nada más lejos de la realidad.

 

El clítoris ha sido objeto de intriga y estudio a lo largo de la historia. No fue hasta 1987, cuando Josephine Lowndes Sevely publicó un estudio en el que se describe detalladamente cada parte del clítoris, donde se desmiente lo que se ha dicho durante siglos de que el “clítoris es como un pequeño pene”. En 1998, la uróloga Helen O’Connell publicó otro artículo describiendo este órgano.

 

Para muestra, un botón (¡ja!):

El clítoris tiene cinco partes, de las cuales, cuatro son bilaterales y simétricas. El glande es la única parte visible que se asoma en la parte superior de la vulva femenina, pues está parcial o totalmente recubierto por un pliegue cutáneo llamado capuchón, formado por la unión, en su parte superior, de los dos labios menores.

En promedio, según algunos especialistas, el clítoris completo (no sólo la punta visible para nosotros) mide alrededor de 10 cm. Esto es, aproximadamente, como el tamaño de un pene en su estado flácido, pues casi tres cuartas partes del clítoris están escondidas dentro de la vagina. La pequeña ‘protuberancia’ que puede verse es el glande, que mide entre 1.5 y 2 cm de largo.

En el interior, el glande se divide en dos ‘piernas’, que miden cerca de 7.5 cm de largo y se extienden hacia abajo alrededor de las paredes vaginales.

 

El glande, o la parte expuesta del clítoris, tiene una concentración de aproximadamente 8 mil terminaciones nerviosas, más que ninguna otra parte del cuerpo (en comparación, el pene sólo tiene cerca de 4 mil terminaciones). Además, cabe mencionar que debido a que las contracciones de la mujer durante el orgasmo se extienden al suelo pélvico, se afectan alrededor de 15 mil terminaciones nerviosas.

 

Os comparto un vídeo para una mejor visión y comprensión.

Algunos especialistas, en lo que respecta al placer, sostienen que lo importa no es el tamaño del clítoris sino la distancia entre el glande y la apertura de la vagina. Si la distancia es de 2.5 cm, las probabilidades de orgasmo aumentan debido a la fricción por el movimiento del pene.

El clítoris es el único órgano humano cuyo propósito exclusivo es proporcionar placer. Y, como explica Casilda Rodrigáñez, el placer es fundamental para mantener la autorregulación. Os dejo el pdf en el que lo detalla, muy recomendable su lectura.

Repito: El clítoris es el único órgano humano cuyo propósito exclusivo es proporcionar placer. Y resulta que es FEMENINO. Podríamos deducir muchas cosas en torno al recorrido histórico de su descubrimiento, pues la tendencia histórica de menospreciar a la mujer, ha influido en este descubrimiento tan tardío de un órgano tan importante de la anatomía femenina (y, desgraciadamente, también en la práctica de aberraciones como la mutilación del clítoris que aún hoy en día realizan algunas culturas africanas). Pero lo dejamos aquí.

Por cierto: la mujer no solamente puede experimentar orgasmos originados en el clítoris. También vaginales y…¡cervicales! (originados en el cuello del útero).